Medio ambiente

Medio ambiente
 

En Repsol apostamos por la economía circular, un nuevo modelo de producción y consumo que persigue el cambio desde una economía lineal (basada en producir, usar y tirar) a un modelo en el que se reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía para generar bienes y servicios. Se trata de una de las palancas en la que nos apoyamos para contribuir al éxito de nuestro modelo de sostenibilidad.

Nuestra estrategia sobre economía circular fue aprobada por el Consejero Delegado, Josu Jon Imaz, en diciembre 2016, empezó a implementarse en 2017. El objetivo es desarrollar nuestras actividades consumiendo solo los recursos indispensables para generar una energía eficiente y con el menor impacto posible en el entorno.

En la actualidad estamos creando una red de trabajo que incluye colaboraciones con 46 empresas para definir proyectos de economía circular, la participación en 10 grupos de trabajo nacionales e internacionales sobre este tema y la creación de una red interna con expertos de diferentes negocios y áreas de la compañía.

En 2017 también elaboramos un catálogo de iniciativas circulares con 120 proyectos para los próximos años, además de desarrollar 36 iniciativas en colaboración con socios externos.

Agua

Asegurar la provisión de agua en calidad y cantidad es imprescindible para continuar con las operaciones en nuestros complejos industriales y activos de Exploración y Producción. Por eso, Repsol desarrolla planes de acción del agua que aseguren la gestión excelente de este recurso.

En la actualidad, los principales retos en la gestión del agua son los siguientes: buscar fuentes alternativas que aseguren el abastecimiento; la mejora de la competitividad en la generación de productos, con el objetivo de reducir el agua utilizada por barril procesado para mejorar la eficiencia en la operación; y adaptar la gestión de vertidos a los límites regulatorios y estándares de compañía cada vez más restrictivos.

En 2017, las principales fuentes de captación de agua dulce fueron la red pública (66,2%), los recursos superficiales (28,5%) y, en menor medida, los recursos subterráneos (5,3%).

Por otro lado, nuestra compañía trabaja en mejorar la gestión de residuos a lo largo de todo el ciclo de vida de sus procesos. En 2017 se redujeron los residuos peligrosos llevados a eliminación (en los que se incluye el vertedero) en 11.369 toneladas y se establecieron mejoras en la gestión de lodos y residuos de perforación en el negocio de Upstream.

La economía circular, uno de los ejes de nuestro modelo de sostenibilidad

Biodiversidad y servicios ecosistémicos

Repsol se compromete a mitigar los potenciales impactos sobre la biodiversidad y los recursos que ésta proporciona (servicios ecosistémicos) durante la planificación y desarrollo de proyectos y operaciones.

Para ello, nuestra estrategia se basa en prevenir, minimizar y restaurar el impacto ambiental en el entorno, integrar la biodiversidad y la protección de los servicios ecosistémicos en los sistemas de gestión y en los procesos de toma de decisión (incluyendo las evaluaciones ambientales y sociales), y participar en proyectos de investigación, conservación, educación y sensibilización.

120

iniciativas de
economía circular
para los próximos años