Entramos en el mercado
mexicano de combustibles

La compañía espera finalizar 2018 con 200 estaciones de servicio en el país

Combustibles Repsol

Una de las líneas estratégicas del negocio de Downstream es la internacionalización de sus negocios, para aprovechar oportunidades de crecimiento en nuevos entornos. Es el caso del mercado mexicano de combustibles donde, en marzo de 2018, Repsol puso en marcha sus diez primeras estaciones de servicio.

Con este hito, la compañía inicia un proyecto de largo plazo con el que busca alcanzar en los próximos cinco años una cuota de mercado del 8-10%. Repsol prevé finalizar el año 2018 con 200 estaciones operativas en el país, en las que estarán presentes los máximos estándares de calidad, confianza y transparencia que caracterizan su servicio en todos los países en los que opera.

En palabras de María Victoria Zingoni, Directora General de Downstream, “México es un país con gran potencial de crecimiento, que representa para nuestra compañía una apuesta clara y un mercado estratégico. Tenemos un decidido interés en participar en proyectos de infraestructura logística para optimizar el modelo de distribución de combustibles en el país. La apertura de estas estaciones de servicio es tan solo el primer paso de una estrategia con la que pretendemos llegar a ser relevantes en toda la cadena de valor del sector en México”.

La compañía prevé realizar una inversión cercana a los 400 millones de euros, lo que demuestra su voluntad de convertirse en un actor relevante en el mercado energético mexicano.