Upstream



Upstream:  flexibilidad y resultados crecientes
Aumento de un 23% en la producción media de hidrocarburos

El área de Upstream mostró en 2016 su gran capacidad de adaptación al entorno de precios bajos, logrando un resultado de 52 millones de euros, lo que mejora en 977 millones de euros el obtenido en 2015.

Esta evolución fue posible gracias a la demostrada flexibilidad de su cartera de activos, que permitió a este negocio centrarse en proyectos capaces de generar valor incluso en el entorno de precios deprimidos del crudo y del gas que se registró en 2016.

Dentro de su programa de eficiencia y sinergias, el área obtuvo un ahorro de más de 900 millones de euros, superando ampliamente el objetivo marcado para 2016. Este programa incluye acciones comerciales, técnicas y de procesos que, además de mejorar la capacidad de generación de caja, incrementan la sostenibilidad y eficiencia a medio y largo plazo.

A 31 de diciembre, la producción neta de hidrocarburos aumentó un 23%, hasta alcanzar los 690.200 barriles equivalentes de petróleo de media al día, un incremento que se debió principalmente a los activos aportados por la compra de Repsol Oil & Gas Company (ROGCI), cuya producción se incorporó desde la fecha activa de la compra, 8 de mayo de 2015, y al incremento de producción en Venezuela (Cardón IV), Brasil (Sapinhoá), Noruega (Gudrum), y Perú (Bloque 57). Las reservas probadas se incrementaron en 2016 hasta situarse en 2.382 millones de barriles equivalentes de petróleo, con una tasa de reemplazo del 103%.

En 2016 la producción de gas aumentó un 27% reforzando así la presencia de esta fuente de energía, clave para el mix energético futuro, en nuestra cartera de activos. En la actualidad, el gas supone un 65% de nuestra producción y un 75% de nuestras reservas.

La estrategia de Upstream se centra en asegurar la sostenibilidad a largo plazo de este área, siempre con un firme compromiso con la seguridad y el medio ambiente. El objetivo es garantizar una producción media de 700.000 barriles por día, aproximadamente, y una tasa de reposición de reservas superior al 100% hasta 2020, gracias a descubrimientos ya realizados que se empezarán a desarrollar en los próximos años.