Protegiendo nuestra biodiversidad, construyendo el futuro

Imagen Protegiendo nuestra biodiversidad

Desde hace más de 20 años, Repsol realiza actividades exploratorias en las principales cuencas geológicas de Perú. En 2012 se descubrió el campo de Sagari, ubicado en el Lote 57, lo que supuso un nuevo desafío para nuestra compañía: desarrollar las operaciones en un entorno de alta biodiversidad, garantizando su preservación y conservación, así como fomentando el conocimiento de su patrimonio natural y cultural.

La mejor forma de realizar una gestión responsable de la biodiversidad es evaluarla desde las etapas tempranas de los proyectos. Con este objetivo se realizó un diagnóstico ambiental que permitió diseñar estrategias de prevención tempranas, centradas en las fases iniciales de diseño y desarrollo del proyecto.

Este diagnóstico temprano fue el punto de partida para el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), en el que se fijaron las medida a aplicar con objetivo de prevenir, evitar, mitigar y restaurar los impactos que se pudiesen generar. Además, se puso en marcha un Sistema de Alerta Temprana (SAT) para supervisar la implementación y asegurar el cumplimiento de nuestros compromisos medioambientales.

Gracias al desarrollo del SAT se han llevado a cabo medidas como el rescate y la reubicación de orquídeas, bromelias y flor sensible; el control de especies exóticas; la protección de especies arbóreas sensibles y de semilleros; la protección de fauna silvestre vulnerable y de áreas de importancia para la fauna; así como el mantenimiento de la conectividad del bosque a través de los puentes de dosel.

Todas estas medidas han ayudado a que el proyecto Sagari se convierta en un ejemplo de convivencia entre el desarrollo económico y la sostenibilidad en un área productiva. En 2018, Repsol culminó el desarrollo del Lote 57 con la puesta en producción del campo Sagari, junto a una nueva planta de compresión en Nuevo Mundo. Este desarrollo permitirá aumentar la producción un 25%, hasta 200 millones de pies cúbicos de gas diarios, lo que equivale aproximadamente al consumo de gas de todo Perú en diez días.

El aporte de Repsol en la generación de información ambiental ha sido clave para conocer mejor la Reserva Comunal Machiguenga. Esto va a permitir optimizar la gestión del área natural protegida y la puesta en valor de sus servicios ambientales entre las comunidades locales.

Nuestra gestión de la biodiversidad en el campo de Sagari, en Perú, es un ejemplo de equilibrio entre desarrollo y sostenibilidad
Evaluamos la biodiversidad desde las fases iniciales del proyecto