Corporate Venturing

Imagen Corporate Venturing

Invertimos en la energía del futuro

Repsol cuenta con un fondo de inversión para participar en startups innovadoras que ofrezcan soluciones en movilidad avanzada, nuevos materiales, economía circular, tecnologías digitales aplicadas a la exploración y producción, fiabilidad de operaciones y transición energética.

El fondo Repsol Corporate Venturing (RCV) cuenta con 85 millones de euros para el periodo 2016-2020. Su objetivo es acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías que luego se puedan aplicar en los negocios y plantas industriales de Repsol. Para ello es clave que las iniciativas cuenten con un alto potencial de despliegue comercial, que permitan la realización temprana de proyectos piloto y que, en caso de éxito, las soluciones se puedan aplicar en otras áreas de la compañía.

Con la ayuda de las unidades de negocio se han definido seis ámbitos prioritarios tecnologías para avanzar en la fiabilidad de los procesos; proyectos de economía circular para reutilizar recursos; movilidad avanzada, con desarrollos en combustibles sostenibles o movilidad eléctrica; transición energética, buscando iniciativas para diversificar la oferta energética tecnologías aplicadas a la exploración y producción que acorten los ciclos en la producción de hidrocarburos, y nuevos materiales.

A finales de 2018, RCV disponía d participaciones en más de diez startups, como el fabricante español de scooters eléctricos Silence, con una tecnología propia de baterías recargables, o Graphenea, uno de los principales productores europeos de grafeno. Más recientemente destaca la colaboración con la empresa de domótica Wattio, fabricante de dispositivos y soluciones integrales de internet de las cosas.

Con un enfoque internacional, Repsol Corporate Venturing se apoya en una red global de contactos que incluye incubadoras, universidades o áreas de Venture Capital de otras compañías. Un ejemplo de esta proyección internacional es la participación en Ample, una empresa emergente de San Francisco que busca soluciones de movilidad eléctrica a través de un novedoso enfoque que, mediante la implantación de robótica autónoma, permite la sustitución de baterías en minutos.

En este mismo ámbito, participamos en WeSmartPark y DriveSmart, dos empresas de movilidad que se nutren de las nuevas formas de economía colaborativa. También somos socios de la finlandesa Rocsole, que diseña sensore para monitorizar tanques o tuberías, y de Sorbwater, con tecnología a la vanguardia en el tratamiento de aguas industriales.

A finales de 2018 hemos entrado en la empresa española Nanogap, para la aplicación de la nanotecnología en el sector energético.

Repsol Corporate Venturing
(RCV) trabaja en red
con incubadoras, universidades
y otras compañías
Nuestro fondo de inversión
cuenta con 85 millones
de euros para el periodo
2016-2020