El gas natural, clave para la transición energética

Imagen Mix energético del futuro

En 2040, la Agencia Internacional de la Energía estima que el mix energético mundial estará compuesto por diferentes tipos de energía. En ese mix energético tendrá una presencia destacada el gas natural, una fuente de energía primaria con menores emisiones de CO2 por unidad energética, que en los próximos años debe sustituir al carbón en sus diferentes usos, en especial en la generación de electricidad.

El cambio del carbón por el gas natural para generar electricidad representa una gran oportunidad para lograr reducciones de CO2 a gran escala. Según la Agencia Internacional de la Energía, reduciría las emisiones en 50% por cada kilovatio producido respecto al carbón.

Operario mix energético

Por todo ello, el Plan Estratégico 2018-2020 apuesta por el gas natural como energía clave en la transición energética. En la actualidad, el gas ya supone el 73% de nuestras reservas y el 63% de la producción. Además, hemos firmado un acuerdo con la empresa Venture Global LNG para el suministro de un millón de toneladas anuales de gas natural licuado (GNL) durante 20 años.

Apostamos por esta fuente de energía, que constituye el 73% de nuestras reservas y el 63% de nuestra producción