Estrategia

La compañía destinará 2.500 millones de euros a proyectos de bajas emisiones
Imagen Hito Estrategia
Actualizamos nuestro Plan Estratégico

Repsol presentó el año pasado la actualización de su Plan Estratégico, que tiene como principales objetivos para el periodo 2018-2020 el crecimiento y la creación de valor en cualquier escenario. La actualización se basa en tres pilares: remuneración creciente al accionista, crecimiento rentable de sus negocios (Upstream y Downstream) y desarrollo de nuevos negocios vinculados a la transición energética.

Siguiendo con el criterio de prudencia de la compañía, el Plan Estratégico puede autofinanciarse a 50 dólares/barril (crudo Brent), precio en el que Repsol es capaz de mantener una elevada flexibilidad financiera y un nivel de deuda inferior a la media de la industria. Repsol liderará el sector en cuanto al crecimiento de la remuneración al accionista, que subirá una media anualizada del 8%, hasta el equivalente a 0,95 euros por acción en 2019 y un euro en 2020.

Entre 2018 y 2020, la compañía prevé invertir 15.000 millones de euros, destinando un 53% a su negocio de Upstream (Exploración y Producción) y un 45% a Downstream (Refino, Química, Trading, Mayorista de gas y Trading, Marketing, GLP, Lubricantes, Asfaltos y Especialidades, y Electricidad y Gas).

Hasta 2020, Repsol invertirá 2.500 millones de euros en proyectos energéticos de bajas emisiones de CO2. Además, la compañía reducirá las emisiones en 2,1 millones de toneladas de CO2 equivalente en 2020 respecto a 2014, y desarrollará nuevas oportunidades de negocio a largo plazo para afrontar con éxito la transición energética.